NETFLIX, LA LIBERTAD DE LA ELECCIÓN

Gabriela Cruz/GIR Comunicaciones

 

 

En agosto del año pasado, Disney conmocionó a la opinión pública cuando anunció que dejaría de suministrar películas a Netflix y que lanzará su propio servicio de transmisión de contenido multimedia por internet.

Una nota de la agencia de noticias Reuters, señala que el presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, reveló ante analistas que su objetivo es entregar su contenido directamente a los consumidores a través de su propia plataforma o streaming.  Aunque aclaró que este plan es exclusivamente para el mercado norteamericano, ya que seguirán distribuyendo a través de Netflix su contenido para Latinoamérica. Es por ello que los mexicanos no hemos extrañado los contenidos de Disney.

La nota, retomada por el portal de noticias de El Financiero, señaló que el responsable de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, consideró que el plan de Disney es la “evolución natural” que ya esperaban.

Por tanto, dijo Sarandos, “entramos en la producción de contenido original, anticipando que podía no ser tan fácil negociar con los estudios para obtener la licencia de su contenido”, al tiempo que informó que están en pláticas para retener los contenidos de Marvel y Lucas Film, es decir, no quieren dejar ir a los superhéroes.

Recientemente, Wil Smith estrenó la película Bright, un contenido exclusivo de Netflix, como muchos otros que ya distribuye la compañía, incluyendo series cuyos derechos ha adquirido, como es el caso de Black Mirror, de la que hablamos la semana pasada.

Este caso muestra claramente el triunfo cada vez más contundente de la distribución de contenidos comunicativos a través de internet, por encima de los medios tradicionales, como cine y televisión; lo que está traduciendo en su franca decadencia.

En julio del año pasado, Francisco Vidal publicó en su sitio web La Rueda de la Fortuna, los resultados del estudio “Reportes financieros de las empresas de medios enero-junio, 2017”, donde hace un análisis de la situación de los medios de comunicación electrónicos.

Señala que hasta ahora, Televisa ha sido la empresa más afectada, por lo que sus ingresos resintieron una importante caída real, en especial las ventas internas de publicidad. No obstante, señaló que su subsidiaria Cablevisión ha enfrentado de mejor forma la coyuntura, especialmente por el aumento de sus ingresos por concepto de conexión a internet y de servicios de telecomunicaciones, aunque sus ventas por concepto de televisión de paga sufren una tendencia al estancamiento. La inflación, señala, también daño los ingresos de la Corporación Tapatía de Televisión, y precipitó una importante caída de sus utilidades.

Caso contrario, señala, es el de TV Azteca, la cual logró incrementar sus ventas en términos reales y se mantiene en el camino de las utilidades, aunque sus ingresos por publicidad nacional se incrementan a una velocidad mayor que el total.

Los “Reportes financieros de las empresas de medios enero-junio, 2017”, señalan que a las proveedoras del servicio de internet les ha ido mucho mejor, sobre todo cuando se trata de trasnacionales.

Pero, ¿cuál fue la clave del éxito de la televisión de paga por internet? Considero que la respuesta a esa pregunta es la libertad de elección.

Anteriormente, ya sea por televisión abierta o por cable, los consumidores debíamos ajustarnos a los horarios en que nos ofrecían los contenidos.  De la oferta cada vez más pobre de las cadenas abiertas, pasamos a la televisión por cable que nos ofrecía cientos de canales, pero no necesariamente nos dejaban satisfechos. Una podía pasarse hasta media hora cambiando de canales, sin tener “nada que ver”.

La televisión por internet nos ofrece cientos, miles de contenidos para verlos cuando y hasta dónde queramos.  Incluso series como Black Mirror lanzan temporadas completas. Ni siquiera ahí las dosifican en entregas. Como un traje hecho a la medida.

Lejos quedaron los tiempos en que uno tenía que esperar una semana mordiéndose las uñas al siguiente capítulo de nuestra serie favorita.  Los Millennial, con su necesidad de satisfacción inmediata, no soportarían eso.

Puedes leer esta y otras columnas de opinión de Gabriela Cruz en: https://gabrielacruzcamach.wixsite.com/misitio

También las puedes escuchar  a través de:
SQCS Noticias, Riviera FM 98.1
http://www.emisoras.com.mx/riviera-playa-del-carmen/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest