PASAN DESAPERCIBIDOS EVENTOS IMPORTANTES EN PUERTO MORELOS

Fernando Montero/GIR Comunicaciones

 

 

En esta ocasión les hablare de dos hechos, que aunque son completamente distintos, tuvieron lugar este fin de semana en Puerto Morelos, y las autoridades del municipio parece que tienen otras prioridades más importantes; según las voces ciudadanas afirman que es la estrategia de la relección.

Este viernes se dio lo que a mi opinión es un evento histórico, (mismo que lo dimos a conocer en este mismo medio digital), pero como no fue iniciativa de la presidenta municipal o de alguno de su equipo cercano, no le dieron la importancia.

Solo asistieron representantes a recibir a personas distinguidas que venían a dejar una carta de intención desde Thunder Bay, Canadá, trascendió que una de las autoridades a quienes habían invitado con 4 días de anticipación prefirieron ir a otros eventos en el municipio vecino de Benito Juárez, tampoco hubo el detalle o la cortesía de bienvenida, todo esto lo tuvo que resolver la regidora Ludivina Menchaca.

En la siguiente entrega abundaremos más en los temas políticos, pero ahora pasemos al siguiente tema que es el día del guardavida.

En otros municipios el 4 de febrero se celebró, pero en el nuestro paso completamente desapercibido, como un día más en el que estos elementos tienen que ingeniárselas para conseguir una mesa y una sombrilla, donde también tienen que repartir el poco personal y asegurarse de salvaguardar la vida de locales y visitantes.

Su trabajo no es fácil, y este no solo consiste en salvar personas que se estén ahogando, es aún más difícil, tienen que lidiar con gente pasada de copas, gente que se pone terca y no hace caso a las indicaciones, personas que dejan a sus hijos sin vigilancia, incluso en sus recorridos levantan objetos punzocortantes para que nadie salga lastimado.

Estos valientes elementos que constantemente están en preparación, algunos de ellos son un pilar y base fundamental del crecimiento de sus compañeros, mismos que día a día tienen que resolver los problemas, como falta de equipo y personal, y no sé por cuánto tiempo más tendrán que ver a quien le piden sillas, mesas o sombrillas prestadas para montar un puesto de auxilio.

Una torre de vigilancia, la bandera amarilla, mesas prestadas, sillas y sombrillas son los únicos testigos silenciosos que si pudiesen hablar, confirmarían mis palabras, de todas formas esto que les comento es un secreto a voces, y espero que antes de semana santa estos elementos ya cuenten con equipo, que hayan torres de vigilancia, más guardavidas y se den abasto para cubrir los kilómetros de playas que nos corresponden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest