AEOLUS, PRIMER SATÉLITE CAPAZ DE LLEVAR A CABO UNA OBSERVACIÓN A ESCALA CASI EN TIEMPO REAL

Redacción/GIR Comunicaciones

 

 

Stevenage 12/02/2018 – Aeolus, el satélite de detección del viento de la Agencia Espacial Europea, ha abandonado Lieja, en Bélgica, tras haber completado con éxito una exhaustiva campaña de pruebas térmicas y de rendimiento funcional en condiciones similares a las que tendrá en órbita. A partir de ahora se someterá a las comprobaciones finales en Intespace, el centro de pruebas de Toulouse (Francia), antes de trasladarse a la Guayana Francesa en el verano, listo para su lanzamiento a bordo de un lanzador Vega.

La nave espacial, de 1,4 toneladas de peso, liderada por Airbus, incorpora el instrumento LIDAR (Light Detection And Ranging / detección y localización mediante ondas luminosas) denominado Aladin, que utiliza el efecto Doppler para determinar la velocidad del viento a diferentes alturas.

Aladin emite un potente impulso de luz ultravioleta a la Tierra a través de la atmósfera y recoge la luz retrodispersada utilizando un telescopio de 1,5 metros de diámetro. A continuación, unos receptores altamente sensibles analizan esta luz a bordo para calcular el efecto Doppler de la señal procedente de capas a distintas altitudes de la atmósfera.

La información de Aeolus proporcionará datos fiables del perfil del viento a escala mundial que necesitan los meteorólogos para seguir mejorando la precisión de las previsiones del tiempo y los climatólogos, para entender mejor las dinámicas mundiales de la atmósfera terrestre.

Aeolus orbitará 15 veces al día alrededor de la Tierra y proporcionará datos a los usuarios dentro de los 120 minutos siguientes a la medida más antigua en cada órbita. El ciclo de repetición de órbita será de 7 días (cada 111 órbitas). El satélite se desplazará en una órbita a 320 km de altitud y su vida útil será de tres años.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest