REGRESAN HÉROES DE OAXACA

El día sábado 9 de septiembre salieron 10 elementos de la Brigada de Rescate Internacional Cancún en un convoy de 3 vehículos, preparados para trabajar en los lugares más remotos con una autosuficiencia de equipo, comunicación, herramienta y alimentos para 1 semana.

En dicha brigada participaron dos elementos de Puerto Morelos, de los cuales el rescatista Mario Alvarado Crespo es su segunda intervención en desastres naturales, Grupo Informativo Riviera platico en exclusiva con él y nos contó su experiencia y participación en ambos sucesos.

GIR – ¿Cuántos elementos de Puerto Morelos hay en BRIC y cuantos participaron?

MGAC BRIC – En la actualidad solo somos dos elementos de aquí de Puerto Morelos y los dos participamos, yo soy parte de la segunda generación, el otro compañero se integró en 2015 a la brigada y creo que próximamente se integraran dos más.

GIR – ¿Qué escenario imaginabas encontrar?

MGAC BRIC –  La verdad las noticias se quedan cortas, me base en eso para darme una idea, pero si me quede corto, al llegar vimos que como en todo desastre natural, los más afectados son las personas humildes, la mayoría de las casas están dañadas y están ya para demoler, edificios, comercios todo quedo devastado.

GIR – ¿Cuál fue si intervención y en qué lugar de Oaxaca?

MGAC BRIC –  Nosotros tuvimos una invitación directa del municipio de Juchitán para coordinarnos con Protección civil de esa localidad; el domingo que llegamos inmediatamente nos coordinamos con las autoridades quienes nos asignaros diversas tareas, entre las cuales estaba la verificación de los sitios, para saber si eran habitables o no, previamente nos habían entregado una lista de afectados, también apoyamos en la demolición de estructuras que ponían en riesgo a la población.

GIR – ¿Cómo reaccionaba la gente?

MGAC BRIC –  Había personas que dormían en carpas o toldos afuera de sus viviendas, pues tenían el temor de que la estructura se viniera abajo en cualquier momento o tras cualquier otra replica, pero afortunadamente sus casas eran habitables; nos encontramos con lo opuesto, gente que seguía durmiendo al interior de sus viviendas que presentaban un daño que ponía en riesgo sus vidas.

GIR – ¿Sentiste Miedo mientras hacías tus labores de rescate?

MGAC BRIC –  A pesar de que tenemos la capacitación y contamos con el equipo, si existe el nerviosismo, más cuando sentimos las réplicas, ya que andábamos cerca de los edificios y casas que tenían un gran daño.

El rescatista nos cuenta que un día antes de regresar a tierras portomorelenses vivió una experiencia que sin duda alguna le dejara huella, ya que es un claro ejemplo de la actitud positiva que se debe tener ante un desastre natural.

Me toco hacer una revisión el último día en la casa de una señora de la tercera edad que no estaba en nuestro listado, ella se acercó a pedir la ayuda porque se sentía insegura en su vivienda, desgraciadamente al hacer la revisión se determinó que su casa era inhabitable, lo que más me llamo la atención fue su respuesta, nos dijo –Esto es material y ahora hay que salir adelante, las cosas así son, ahora le pondré más ganas y saldremos de esta.

En ese sentido Mario Alvarado abundo que se dieron cuenta que la señora se dedicaba a vender aguas de horchata y con los ahorros de las ventas y con ayuda de sus hijos habían logrado terminar de construir su casa a pocos días de la tragedia, pero la respuesta de la señora marco al rescatista de Puerto Morelos para ponerlo en práctica ante cualquier adversidad que le ocurra de ahora en adelante.

Cabe mencionar que Mario Alvarado Crespo tuvo su primera participación en 2013, cuando el ciclón ¨Manuel ocasiono inundaciones y deslave de los cerros en Guerrero, hay que recordar que fue el decimosexto que se formó en la temporada de huracanes en aquel año y el séptimo en alcanzar la categoría 1, misma que le basto para crear daños significativos para aquella entidad.

Por ultimo Alvarado Crespo dijo que ambas experiencias son únicas, pues en cuanto a los huracanes hay tiempo de prepararse, pero en un sismo a pesar de que existen acciones preventivas no da tiempo de reaccionar.

Es triste ver que grupos voluntarios no son considerados profesionales, porque para las autoridades son una carga; pero BRIC les puede asegurar que es más fácil hacer las cosas profesionales, trabajar para que el gobierno note esas capacidades y no dude en apoyarse en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest